La paz y las bendiciones de Allah sean con todos.

En el nombre de Allah el Clemente el Misericordioso.

 

Mi vida en Islam

 

Pensé usar otra frase como mi experiencia o mi viaje en el Islam, pero determiné que mi vida entera pertenece a Allah (Dios)(SWT) y hasta que El me la quite deseo con todo mi corazón ser sometida a El, es decir ser Musulmana.

                Podría compartirles mil cosas, mi inicio, mi estadía y mas, en esta maravillosa religión pero hoy me enfocaré en un punto que entre muchos me convenció para tomar la decisión de revertirme al Islam; y es la adoración y el sometimiento al verdadero y único dios a mi creador Allah (SWT).

Crecí en una familia católica fui incluso catequista, es decir enseñaba el Catecismo, pero mi deseo de encontrar verdadera paz y conocer más me llevó a encontrar el Cristianismo. Ahí me involucré tanto que tuve a mi cargo un grupo de mujeres y niños, se me dio la responsabilidad de que cuándo los pastores no estaban había que dar la predicación y estar en cargo total de la iglesia y aunque fue mejor, un vacío dentro de mí no terminaba de llenarse, leía mucho la Biblia y creo que fue  allí mismo donde afloraron muchas dudas y contradicciones. Mi inconformidad iba en aumento, lei demasiado y así buscando encontré en Internet una religión llamada Islam, y ahí comenzó mi renacer, mi vida ahora tenía mas sentido y aprendí el verdadero significado de adoración.

En mí anterior religión era tan pero tan fácil adorar a Dios y calmar mi conciencia que resultaba hasta cómodo. Sólo era cuestión de ir algún día de la semana al estudio bíblico y el Domingo a cantar, aplaudir, dar mi diezmo, era emocionante (claro el emocionalismo es pasajero) asi era cada semana. Me di cuenta de lo vacío y superficial que era todo eso y honestamente comencé a comparar esto con la doctrina islámica, el Sagrado Corán y la Sunna de nuestro Amado Profeta Muhammad (PBUH) así que aprendí que practicando monoteísmo es decir la creencia en un solo dios es sólo el primer paso de una vida plena y de ahí estuve clara en reconocer que adorar plenamente a mi creador no es sólo cuestión de cubrir tu cuerpo o tu cabeza; pero también cuidando tu boca, tus palabras, tus pasos, tus manos, tus pensamientos, tus deseos, e incluso tus costumbres, postrarme cada día y humillarme al que todo lo merece, y dar de lo que Allah (SWT) me da, cambiar todo un estilo de vida de agradar a los demás o a mí misma por agradar solo y definitivamente al que merece todo el honor y la alabanza al que dice es y está hecho al que me creo con infinito amor para el cual somos de su creación lo más amado y ahora digo con inmensa felicidad es de Allah de quién dependo y es Allah a quien me someto. Es mi oración cada día entre otras, que me sostenga de su mano, que no me deje retroceder y que si caigo con su inmensa misericordia me levante, mi mayor temor es perder lo mucho o poco que ante Sus ojos he ganado por eso le suplicó. Ho Allah guía cada segundo de mi existencia y que tu recuerdo viva en mí hasta mi último respiro!

Y bueno mis hermanas y hermanos seguir fuertes en nuestra fe demanda leer y practicar ya que nuestra religión es una religión de conocimiento, es mi deseo para cada uno de ustedes y para mi que en una de nuestras manos sostengamos nuestro Amado Santo Corán y en la otra la Sunna de nuestro Amado Profeta (PBUH) y ese sea nuestro alimento espiritual por el resto

de nuestra vida. In Sha Allah.

Bendiciones

Su hermana Yesenia Mtz.