¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron; Ojala tengáis temor de Allah! Sura2:183

Ramadán es el mes de ayuno cual es uno de los 5 pilares del Islam. Es el mes cual el Corán descendió al mundo y fue un momento de Favor Divino. Ramadán es  una experiencia cual viene una vez al año por 29 o 30 días trayendo consigo una nueva oportunidad para romper el habito de la rutina de nuestras vidas, horas ,días y noches ; haciéndonos mejorar nuestras características que han sido afectadas por la vida mundanal durante el resto del año. Es un tiempo de devoción, de auto disciplina, de paciencia, de buscar por el perdón Divino y de controlar todos los deseos y caprichos que nos hacen daño. Nos liberamos y podemos escuchar esa voz dentro de nosotros cual con tanta confusión hemos silenciando. Esta presión que tenemos sobre nuestras almas durante todo el ano, es aliviada abriendo nuestros ojos, nuestros corazones otra vez. Es como nos damos cuenta  del gran valor de adorar al Todopoderoso y agradecerle por todas las bendiciones que nos brinda todo el tiempo. Es la oportunidad de curar las enfermedades que nos lastiman moralmente y espiritualmente.

Es triste ver a un musulmán mirar el mes de Ramadán como cualquier otro mes. El profeta (saws) dijo; “No dejen que el día que ayunes sea igual al día que no ayunes.” El ayuno no tiene efecto  si tu comportamiento, tu carácter y actitud son las mismas y no mejoras. “Si no abandonas la falsedad en palabras y acciones, Allah (SWAT) no necesita que abandones tu comida y bebida.” (Al-Bukhari)

Ramadán es un mes de plantar y producir, pues la primera noche de Ramadán, Allah (SWAT) mira a sus siervos y aquellos cual fueron vistos nunca serán castigados. Los ángeles hacen suplicas de perdón para sus siervos todas las mañanas y noches. Tus suplicas nunca serán rechazadas en Ramadán. Ramadán está dividido en tres partes; los primeros 10 días son de misericordia, los segundos 10 días son para el perdón y los últimos 10 días son para liberar al creyente del infierno.

 Antes de comenzar el ayuno del mes de Ramadán el creyente debe hacer la intención (niyyah) del ayuno. Debe tomar una merienda (suhoor) antes del rezo de la madrugada pues hay bendición y es una acción recomendable por el profeta (swas). (Bukhari, Muslim) Es deseable romper el ayuno a tiempo y decir esta suplica; Allahumma laka sumtu wa ‘ala ridhqika aftartu. “O Allah, Por Ti ayune y con Tu provisión rompo este ayuno.”

Tratemos de hacer el mayor esfuerzo de alcanzar nuestra meta en este Ramadán de ser mejores siervos de Allah (SWAT) adorarlo, glorificarlo, ser agradecidos, obedecerlo, y sobre todo pedirle perdón. Quiera Allah (SWAT) que nuestra fe sea fortalecida y que aprovechemos esta oportunidad tan especia de crecer, aprender y construir para la Otra  Vida (Akhirah) cual es algo mejor, duradero y eterno. Amen

Su hermana en Islam,

Celia Snowber