En El Nombre De Allah, El Misericordioso, El Compasivo

 

No hay duda que el punto más alto del corazón es la alegría, la ausencia del dolor y la preocupación. Este es el deseo de todo individuo, alcanzar una vida alegre y feliz. Hay maneras de atenerla pero tenemos que aprender a desarrollar este tipo de vida. 

La primera manera de atenerla es, con la religión pues es la más grande y fundamental. Una mejor vida es tener fe y hacer buenas acciones. Allah (SWAT) dice en Sura La Abeja (16:97) Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederemos una vida buena y le multiplicaremos la recompensa de sus obras. Allah (SWAT) nos informa y promete que quien junta el creer y hacer buenas acciones tendrá una buena vida en este mundo y una gran recompensa en el otro mundo. Los creyentes aceptan las situaciones de alegría, gozo y dan gracias al Todopoderoso, pues reconocen que proviene deAllah (SWAT).

 

Cuando el creyente experimenta situaciones de dolor, sufrimiento y con paciencia perseveran por algo que no tienen el poder de controlar; alcanzan el beneficio de la lucha y adquieren una fuerza interna ganando como resultado gozo y esperanza en su corazón. El profeta (SAWS)dijo expresando estas situaciones; Los problemas de un creyente son realmente maravillosos, todos son buenos. Cuando es tocado con suavidad y afluencia, el da gracias por lo bueno y cuando es tocado por sufrimiento y es paciente, es bueno para él, y esto es solo para el creyente. (Sahih Muslim).El que tiene fe y hace buenas acciones encuentra en lo bueno y malo de las situaciones agradecimiento pues con la paciencia, su sufrimiento y ansiedad en su corazón se liberara y vivirá una vida feliz en este mundo. La religión de verdad ayuda al creyente a estar contento con la provisión de Allah(SWAT) y lo que recibe el creyente es de la Generosidad del Todopoderoso.

 

La segunda manera de atener una mejor vida es, ser buenos, compasivos y generosos con toda la creación; esto incluye los seres humanos, los animales y la naturaleza. Allah (SWAT) dice En Sura EL Clemente (55:10) Creo la tierra para sus criaturas. Esto nos indica que tenemos que aprender a convivir juntos, a ser justos y dar el derecho a toda la creación  pues todo le pertenece a Allah (SWAT). EnSura La luz (24:41) Allah (SWAT) dice, ¿Acaso no ves que todo cuanto existe en los cielos y la tierra glorifica a Allah? Hasta las aves con sus alas desplegadas lo hacen. Todos saben cómo adorarle y glorificarle; y Allah bien sabe lo que hacen. El creyente está consciente de que El Creador lo observa a todo momento y porque sabe que un día tendrá que rendir cuentas reconoce su posición y hace acciones buenas para que así, Inshallah pueda ser recompensado. 

 

La tercera manera de atener una mejor vida es mencionar todos los favores y bendiciones de Allah (SWAT) a uno mismo. Esto ayuda al creyente a remover del corazón toda amargura y lo ayuda a ser más agradecido al Creador. La dulzura de la recompensa causa al creyente a olvidarse de la amargura por medio de la paciencia. El profeta (SAWS) dijo: Mira aquellos en posiciones bajas en este mundo y no mires a los que están en posiciones altas. Es mejor para ti que no te olvides de los favores y bendiciones de Allah (SWAT) contigo. El creyente confía  que Allah (SWAT) es el Dueño de toda provisión y el prueba la fe de su siervo en todos los aspectos de su vida. Esta vida es dócil a tus pensamientos, si tus pensamientos son usados para tu religión y son positivos entonces tu vida será buena y feliz. Siempre el creyente tiene una buena opinión de El Todopoderoso. Abu Hurairah (RAA) dice que el profeta (SAWS) decía esta suplica, “Oh Allah hazme adherirme correctamente en mi religión cual todo asunto depende, haz de este mundo bueno para mí en donde esta mi sustento, haz el otro mundo bueno para mí, cual es mi último destino, haz que en mi vida aumente todo bueno y haz mi muerte lejos de un mal respiro”.

 

En conclusión, el creyente reconoce cuan corta es la vida terrenal y sabe que una vida que es vivida con alegría y tranquilidad es una buena vida. Teniendo conciencia de que Allah (SWAT) es El Dueño y Señor de los cielos y la tierra y de toda existencia, hace al creyente reconocer su posición de siervo y se somete a El (SWAT) haciendo acciones buenas pues tiene fe  que será recompensado en la otra vida. ¡Tratemos de alcanzar una mejor vida!

 

Su hermana en Islam, 

Celia Snowber